Translate

jueves, 9 de marzo de 2017

6 PELÍCULAS, 6 SUEÑOS/OBSESIONES DE BAILARINAS, ACTRICES, MODELOS /// 4ª PARTE: STARRY EYES

Puedes ver la 3ª parte con la película "Cisne Negro" AQUÍ.




En esta ocasión es el turno de "Starry Eyes" (2014), una película estadounidense dirigida por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer

Podrán existir muchísimas películas bonitas o dramáticas sobre el sueño de convertirse en una actriz en la ciudad de Los Ángeles, pero os aseguro que ésta no es similar a ninguna.




Al principio, todo parece un poco normal/habitual y nada sorprendente más allá de la tricotilomanía (ataques impulsivos de arrancarse el pelo) que sufre la protagonista, Sarah (interpretada por la admirable actriz de origen saudí Alexandra Essoe).


Sarah trabaja en un restaurante familiar de camareras, llamado "Big Taters" (unas camareras con un comportamiento llamativo y divertido que llevan de uniforme unos leggins con burbujas y el color de la cerveza y una camiseta blanca ombliguera). Vive en un apartamento compartido con su amiga Tracy (Amanda Fuller) y poco a poco, ella y sus amigos se irán dando cuenta de que algo extraño le sucede a Sarah.

Una de las amigas de Tracy y Sarah es Erin (Fabianne Therese) una chica que juega con los sentimientos de Sarah, cada vez que ella dice que tiene que asistir a alguna audición, suelta alguna broma menospreciándola a ella o a cualquier cosa de la que ella se ilusiona, aparte de restregarle el hecho de haber conseguido algún papel que ella no había logrado o de bromear con intentar robárselos.




Por otro lado, otro de los amigos de Tracy y Sarah es Danny (Noah Segan) que intenta animar a Sarah para interpretar un papel para una película que él mismo dirigiría... pero ninguna de las personas que rodean a Sarah, son capaces de ayudarla ni de entender lo que le irá ocurriendo.

Y es que resulta que el deseo de la fama y del éxito, el deseo de conseguir ser una estrella del cine, termina destrozando psíquica y físicamente a Sarah, de una manera que nadie se imaginaría.



La productora de cine "Astraeus Pictures" consigue interesarse por Sarah cuando descubren la fuerza y el talento que posee, al verla experimentar un ataque fingido de tricotilomanía, de una manera espeluznante, casi como si se tratara de una posesión diabólica, una escena que parece formar parte de películas como "El Exorcismo de Emily Rose".



Aunque en un principio a Sarah le cuesta "abrir la puerta" que la llevaría a su ansiado objetivo (pero por una senda muy oscura y sacrificante), finalmente lo hace y se entrega en cuerpo y alma a la industria del cine. Literalmente, Sarah abre las puertas del infierno, cuando decide introducirse en una especie de secta camuflada de sueños que solo podrán cumplirse al despojarse completamente de su cuerpo, de su identidad y de su vida anterior.

De una manera macabra, dolorosa y asquerosa, Sarah abandonará todo lo racional y humano que hubiera en su interior, para renacer transformada en una nueva Sarah, con la que supuestamente cumplirá su sueño y será plenamente feliz.




El sacrificio de Sarah por conseguir su objetivo, es tan auténtico, tan explícito, tan desagradable y oscuro que revuelve el estómago. 





Lo que vemos en esta película nos muestra una mirada espantosa del mundo trasero/oculto  del cine, por si aún quedaba alguien que siguiera viéndolo únicamente de color rosa.



Puedes ver la 5ª parte con la película "The Model" AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.