Translate

martes, 27 de octubre de 2015

STOCKHOLM/ESTOCOLMO - El Síndrome y la película.


El Síndrome de Estocolmo es un trastorno psicológico que tiene ese nombre debido a que el primer caso en el que unas personas tuvieron unas reacciones psicológicas anormales en una situación extrema, tuvo lugar en la ciudad de Estocolmo (Suecia).




En el año 1973 Jan Erik Olsson (un presidario de permiso) produjo un atraco en el Kreditbanken (Banco de Crédito) de Estocolmo. Tomó como rehenes a cuatro empleados del banco (tres mujeres y un hombre). El secuestrador exigió entre otras cosas, que liberaran de la prisión a Clark Olofsson (quien estaba cumpliendo condena y era su amigo). Finalmente decidieron cumplir con la liberación de Clark y juntos prosiguieron con el atraco y secuestro durante seis días. Una de las rehenes decía que no tenía ningún miedo de los secuestradores, lo que le asustaba realmente, era la policía o la posibilidad de ser rescatada. 

Al cabo de unos días, tras no lograr nada e incluso teniendo a los rehenes más de parte de los secuestradores que de la policía, tuvieron que proceder a gasearles y todo acabó sin heridos y los secuestradores fueron encarcelados. Lo curioso fue que cuando los rehenes tuvieron que testificar, se seguían mostrando del lado de los secuestradores, con quienes admitían sentirse más seguros que con la policía.




Al siguiente año, en California, otra historia hizo que el término "Síndrome de Estocolmo" cobrara mayor significado y relevancia. Patricia Hearst, la nieta del magnate William Randolph Hearst, fue secuestrada por el "Symbionese Liberation Army" (SLA), en español "Ejército Simbionés de Liberación" y la familia de Patricia cedió a darles seis millones de dólares. Patricia después de este suceso se unió al SLA y ayudó a atracar el banco Hibernia y tambien extorsionaron al padre de Patricia y le pedían cosas como cestos de comida para los desheredados de California. Patricia se hacía llamar Tania mientras estaba vinculada al SLA. Al ser finalmente capturado el SLA, durante el juicio, Patricia declaró haber sido sometida a tortura psicológica y manipulación mental pero salió declarada culpable y fue condenada por el atraco. 



El hecho de que Patricia se uniera a sus secuestradores y realizara el atraco se relacionó con el mismo Síndrome de Estocolmo que en el atraco que tuvo lugar en Estocolmo.

Según el psiquiatra sueco Bejerot, este síndrome es más común en personas que han sido rehenes, personas que han sido agredidas o abusadas en entornos familiares, en miembros de sectas, en víctimas de incesto, prisioneros o en personas que han sufrido abusos de pareja.

Al Síndrome de Estocolmo relacionado con el abuso de pareja, se le conoce como "Síndrome de Estocolmo Doméstico" y fue formulado por la estadounidense Leonore Walker en 1979.

Viene a referirse a los casos de violencia de género en los que la víctima en lugar de sentir miedo o cualquier cosa negativa hacia su pareja abusiva, siente cosas buenas y positivas, creando así una dependencia y sometiéndose al abuso.



En la película independiente y española "Stockholm" (Estocolmo) (2013) dirigida por Rodrigo Sorogoyen, protagonizada por Javier Pereira y Aura Garrido y rodada en la ciudad de Madrid, nos encontramos una historia visualmente preciosa, con unos planos cuidadísimos y una inmensa belleza fotográfica y urbana (en la primera parte de la película, en la parte nocturna).




En el transcurso de la película tiene lugar sutilmente un "secuestro" representado en un cúmulo de sensaciones, pensamientos y sentimientos entre dos personas jóvenes. Pero no esperéis una película dramática sobre violencia de género, porque no es eso. Es un estilo de "Síndrome de Estocolmo" muy especial y peculiar. Se trata de un juego de seducción y enamoramiento divertido, por parte de un chico hacia una chica que se lo pone muy complicado durante una noche. Al siguiente día, todo ha cambiado, todo es contradictorio y confuso, las tornas han cambiado y la auténtica realidad sale a la luz. La variedad de colores, sueños y deseos de la noche se convierten en un ambiente monocromático matinal en el que se muestra una única realidad que destroza en pedazos a quien cree descubrirla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.