Translate

miércoles, 31 de agosto de 2016

Lo que más me gustó de los MTV Video Music Awards 2016 fue...



El vestuario de Rihanna durante sus 4 actuaciones, (ya que a lo largo de la gala hizo cuatro tipo de actuaciones diferentes). Rihanna actuó tantas veces porque iba a recibir el premio más especial, el "Michael Jackson o Vanguard Award", un reconocimiento a todos los videos de su carrera, un premio que tambien recibió en 2011 Britney Spears. Podéis ver si os interesa, una entrada que hice en la que elegía entre los nominados a los que yo premiaría, haz click AQUÍ.



En primer lugar, el evento comenzó con la actuación de apertura de Rihanna, que apareció sobre el escenario acompañada de un puñado de bailarines, predominando visualmente el color blanco y un rosa "pastel" muy clarito. "Subliminalmente" se podía apreciar en la camiseta de Rihanna con letras rojas en el centro, la marca encargada de su vestuario "Hood By Air" (moda neoyorquina diseñada por Shayne Oliver). Frenéticamente sonó un popurrí que contaba con: "Don't Stop The Music", "We Found Love" ,"Only Girl (In The World)" y "Where Have You Been". Apenas te dabas cuenta de lo que sucedía...


Fue una actuación muy rápida y con playback y la verdad es que me supo a poco. Se hizo cortísima, acaba demasiado pronto y claro, cuando finalizó y enfocaron a Britney Spears entre el público aplaudiendo, no pude evitar recordar que Rihanna fue enfocada riéndose durante la apertura que hizo Britney en 2007 y me dije: "Pues absolutamente todas las aperturas de Britney se comen con patatas ésta que ha hecho hoy Rihanna".  
(Y me encanta Rihanna, pero una cosa no tiene que ver con la otra. De hecho, el año pasado hice una entrada con los videoclips que más me gustan de ella, puedes verla AQUÍ y tengo pendiente hacer más entradas sobre ella y especialmente me gusta mucho "Anti").


No fue de mis actuaciones favoritas aunque visualmente no estaba mal. Fue digamos la actuación más dance de las que hizo Rihanna esa noche.





En la segunda actuación, el vestuario y el estilo era en plan "reggae". Por lo que sonó un popurrí con: "Rude Boy", "What's My Name" y "Work". Mostrando a la Rihanna con un rollo más "hippie/urban/hot", más de club nocturno en una isla caribeña (por ejemplo, Barbados, de donde es la propia Rihanna). Fue el momento de menear los culos. Todo lo que se percibía, era en plan "dancehall" como si se hubiera "teletransportado" el ambiente del videoclip de "Work" (en esa versión) al escenario. Tampoco es de mis actuaciones favoritas pero bueno, el calor, el buen rollo y el ambiente de "club ahumado" y repleto de gente lo transmitió.







En la tercera actuación, por fin, llegó el momento de la Rihanna que más me gusta. La Rihanna urbana y oscura. Esta vez llegó el turno de los temazos: "Needed Me", "Pour it Up" y "Bitch Better Have My Money". En esta ocasión, visualmente predominaba el color negro y las luces de neón. El vestuario contaba con la marca "Vetements" (firma fundada por el diseñador alemán "Demna Gvasalia", actual director creativo de "Balenciaga"), unas botas altísimas de "Manolo Blahnik" (diseñador español) y unos guantes negros de terciopelo, de la marca neoyorquina "Juicy Couture".







Finalmente, en la cuarta actuación llegó una Rihanna deslumbrante y "baladosa", interpretó "Stay", "Diamonds" y "Love on the Brain" de una manera muy peculiar y con una gesticulación muy intensa y colocando las manos de forma rarísima. Rihanna llevaba un vestido dorado, diseñado por el francés Alexandre Vauthier e iba acompañada de coro y varios instrumentistas. ¡Ah!, y la lujosa actuación tambien contaba con una lámpara de candelabro (Chandelier).







Después de esa actuación, Drake hizo su discurso para entregarle el premio a su amada Rihanna (las caras que ponía ella mientras Drake hablaba, no tienen desperdicio) y pusieron el punto final al evento con un abrazo y un "intento de beso en los labios", muy especial.



El momento en el que Rihanna pide que se le suba más el micro fue bastante gracioso...


Mis favoritas fueron sus dos últimas actuaciones.

/// 


Beyoncé fue la gran triunfadora de la noche llevándose 7 premios de sus 10 nominaciones (era la más nominada). Con ello, consiguió reunir en total 24 premios, superando a Madonna que hasta ese momento era la que más premios había ganado, (20).


A parte de que fue acompañada de su niña "Blue Ivy" y de su equipo de "Lemonade" e incluso llevó de invitadas, a las madres de algunos de los chicos negros que fueron asesinados por la policía en Estados Unidos (Trayvon Martin, Eric Garner, Michael Brown y Oscar Grant), por lo que realmente destacó, brilló y estuvo en boca de todos, Beyoncé, fue por la espectacular actuación de más de 15 minutos que realizó.

Todos sabemos que "Lemonade" de Beyoncé recoge temas polémicos como: la discriminación de la raza negra, la infidelidad, temas de relaciones sentimentales y familiares defendiéndolos desde una postura feminista... y todo basado en su propia vida.

Beyoncé da un grito fuerte para llenar de energía sobre todo a las mujeres negras que como ella, tuvieron ciertas experiencias o vieron a su alrededor lo que ocurría. Por ello, es tan intenso tanto lo visual como lo sonoro que podemos encontrar en "Lemonade".



En los VMAs, aprovechó sus minutos, para representar "Lemonade" de una manera brutal. Su actuación contó con una enorme realización, atmósfera, iluminación, interpretación... en fin, una obra de arte viviente, llevada a la pantalla de excelente manera.



Una ardiente Beyoncé comenzó cantando la balada que abre su disco "Pray You Catch Me", continuó con el tema de estilo más "reggae" y buenrollero, "Hold Up", llegando al final, incluso a golpear la cámara con un bate, haciéndole un guiño a su videoclip. La cámara tras el golpe "vuelca" y vemos caer sobre el escenario el bate, desde un plano detallado a ras del suelo y justo después, Beyoncé "desfila" entre un pasillo formado por un grupo de bailarinas que iban con trajes y maquillaje idéntico y resaltaba el neón de su vestuario.




 Luego, Beyoncé se coloca junto a otras bailarinas que llevan un estilismo dorado y siguió el espectáculo con su single "Sorry", "desapareciendo" las bailarinas y quedando sola Beyoncé, durante un rato, mientras sigue cantando y luego la vuelven a acompañar unas bailarinas con un estilismo completamente distinto, con un vestuario de color negro.
 Tras terminar con su conocida y polémica frase (siendo el final de la canción): "Será mejor que llame a Becky la del buen pelo", se toca su pelo, pone una mirada desafiante y manda un beso (ese gesto por supuesto da para gif)...



Después, comienza la cañera y rockera "Don't Hurt Yourself" y tras recorrer
(esta vez de regreso), "el pasillo" del escenario, llendo ella solita, mientras la cámara la sigue y el público enloquece, llega al escenario principal y sigue bailando y cantando mientras por detrás y alrededor de ella se puede ver un intenso humo de colores, tambien hay algo de pirotecnia y llamas de fuego... y qué mejor canción para acabar que "Formation", la potente canción de hip hop con un mensaje puramente femenino. Las coreografías son alucinantes y todo queda perfectamente simétrico y con las vistas desde arriba, la cámara pone fin al espectáculo de Beyoncé, dejando ver lo que formanFormation las bailarinas colocadas en el suelo del escenario, que no es otra cosa que el símbolo del feminismo "".





///


Otra de las actuaciones que más me gustó, fue la de Ariana Grande con Nicki Minaj.

Sin ninguna duda, Ariana es una de las mejores voces del pop actual y su último disco "Dangerous Woman" es toda una joya, igual parte de la culpa la tiene otra vez el productor sueco, Max Martin (puedes ver una entrada donde le menciono, sobre un cover que hizo Tove Styrke del "Baby One More Time...", siendo el tema original de Britney Spears, uno de los primeros éxitos de este prestigioso compositor y productor, click AQUÍ). Justo el tema que presentó Ariana en esta actuación "Side to Side", tambien fue escrito por Max Martin (y el disco está producido por él).





Ariana tiene un talento impresionante, tiene mucha potencia vocal y eso que físicamente se la ve como muy pequeñita y muy "niña dulce". El caso es que es increíble los pulmones y la resistencia que tiene que tener, para realizar una actuación en la que aún moviéndose en una bicicleta estática y meneándose de un lado a otro, envuelta en un ambiente de gimnasio, cogiendo pesas y tal... le quede el oxígeno suficiente para cantar y además, sin desafinar.


Igual se le nota un poco fatigada (lógicamente, es un ser humano, no un robot), pero... ¡a ver quién da más!

Nicki Minaj le da su toquecito de hip hop, pero daba igual que estuviera o no.

 
El rosa, el fucsia, el azulón... y un intenso neón, colorea e ilumina a tope una actuación hecha para sudar (al igual que el videoclip, que se estrenó justo después).







///


Britney tambien hizo lo que pudo con su compi el playback el rapero G-Eazy, con su brillo y su color amarillo en el vestuario y sus sombras de manos proyectadas, que hicieron recordar a la representación islandesa de Eurovisión 2016 (que la hizo Gréta Salòme con el tema "Hear Them Calling", puedes ver una entrada sobre Eurovisión 2016 AQUÍ).



El revuelo que causó en las redes sociales el supuesto "plagio" de la actuación, hizo que la propia Gréta se lo tomara con humor y dijera algo al respecto:



Durante la actuación de Britney, llegué a pensar que igual el color amarillo es una referencia a la pitón con la que actuó en 2001, que el movimiento que hace de rodillas sobre el escenario, alude a su actuación del 2000 y al final, ese "casi beso" de G-Eazy a Britney, es un guiño al beso de Madonna y Britney en 2003.






Igual son imaginaciones mías, pero me gusta la idea.
Yo la vi con mejor actitud que en 2007, o que en los Billboard de este año y me sigue deprimiendo el tema del "playback"... pero es lo que hay con ella. Fue llamativo el momento del "toque de paquete" que le hace Britney a G-Eazy o cuando se pone la chaqueta encapuchada.


Sonó "Make Me..." mezclado (inesperadamente), con un poco del tema "Me, Myself and I" de G-Eazy con la cantante Bebe Rexha (quien estaba entre el público asistente).



 
  Nos gusta que Britney haya regresado a los VMAs, aunque no sea para nada la misma de hace unos años (y nunca lo será). Todos sabemos lo que cambió psicológicamente Britney, desde el 2007. Y por ello, perdió mucha confianza, comodidad y seguridad en los escenarios, diría que casi rozando el "miedo escénico".



Pero poco a poco, se le ve cierto progreso y como si fuera un gran ejemplo de superación para todo el mundo, sigue teniendo a sus fans incondicionales "Britney Army",apoyándola a cada paso porque muchos crecimos con ella (y muchas artistas se inspiraron en ella) y nos identificamos con su inocencia, con su paso de niña a mujer, con sus momentos de madurez e inmadurez y tanto su caída como sus logros, lo sentimos como si fuéramos nosotros mismos. (Si aún no sabes de lo que hablo, te vuelvo a invitar a echarle un vistazo a la entrada que hice sobre el icono que representa Britney, especialmente en estos premios musicales, click AQUÍ).




Por cierto, una curiosidad, ¿a que no sabéis quién disfrutó en este mismo mes, de un concierto de Britney Spears en Las Vegas, por su cumpleaños?



///


 Por último, no podía olvidarme de la joven Alessia Cara que hizo una pequeña actuación en el "pre-show". Cantó "Wild Things" (cuyo videoclip estuvo nominado a "Mejor Video Pop", el resto de los nominados eran: Adele, Beyoncé, Ariana Grande y Justin Bieber. Lo ganó Beyoncé), "Wild" junto a Troye Sivan y "Scars to Your Beautiful". No es de las mejores actuaciones que le he visto hacer, pero me alegro de que haya tenido esa experiencia. Me parece muy talentosa, adorable y sobre todo muy auténtica.

Ya os hablé de ella AQUÍ.



Aunque muchos digan que estos premios son una mierda, yo siempre saco las cosas "positivas" y me quedo con lo que más me gusta. Y de verdad, solo por el hecho de reunir a varios artistas en un mismo lugar... para compartir experiencias y momentos en público, me parece suficiente para que no deje de existir, habrán mejores y peores años, pero siempre queda algo para la historia.

La nostalgia que sienten algunos artistas que asistieron en su día, es una prueba de que es algo de lo que disfrutan y que la experiencia les marca, a algunos para bien y a otros para mal.  



 Hablamos de un evento musical que existe desde 1984 y por el que han pasado variedad de artistas y grupos como: Michael Jackson, Nirvana, Madonna, Whitney Houston, Limp Bizkit, Bon Jovi, Guns N'Roses, Eric Clapton, Pearl Jam, Oasis, Spice Girls,Bruce Springsteen, Metallica... y un largo etcétera. 

Yo, a pesar de todo lo malo, no quiero que desaparezcan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.