Translate

martes, 20 de septiembre de 2016

¿Qué pinta una moto acuática en un "Barrio" de Madrid? //



A finales de los 90, en los suburbios de Madrid, nos encontramos a 3 jóvenes que viven sin tener nada que hacer, aburridos, acalorados y solo disponen de su imaginación para evadirse de la vida y del mundo que les rodea, lleno de delincuencia y pobreza.

Los 3 chicos mantienen conversaciones sobre deseos sexuales o playas con palmeras, de las que poco o nada han podido disfrutar. Es el mes de agosto, el calor aprieta y la gente que puede permitírselo se escapa de vacaciones. Pero Manu (Eloi Yebra), Rai (Críspulo Cabezas) y Javi (Timy Benito), tendrán que ingeniárselas para sobrevivir al aburrimiento imperante.




Javi tendrá que afrontar la separación de sus padres con su hermana Susi (Marieta Orozco), una chica que se pasa el día bailando y escuchando música a un volumen bien alto, en su habitación. 


Manu que es huérfano de madre y vive solo con su padre, tendrá que enfrentarse a la realidad (que terminará descubriendo) en la que vive su hermano (drogadicción), al que no ve desde hace mucho tiempo y ni siquiera le visita ni le llama por su cumpleaños.



A Rai (quien de vez en cuando se relaciona con algún trapicheo por su hermano) se le ocurre reunir las tapas de yogur necesarias, para participar en un sorteo especial de verano en el que puedes ganar algo (se supone que especialmente, un viaje) y aún sin saber en qué consiste realmente el premio, como ve imposible que su madre compre tal cantidad de yogures, pues decide robar las tapas en el supermercado. Finalmente, tiene la suerte de que le toca el premio, pero la sorpresa que se lleva no es del tipo que desearía haber tenido, no es un viaje... sino una moto acuática, motivo que causará risa a sus vecinos y amigos, porque la situación en la que están, es bastante triste como para haber tenido un golpe de suerte en la vida (después de incluso haber robado) y todo para conseguir algo que nunca va a poder utilizar.


Rai se ve obligado a dejar la moto atada a una farola (porque ni siquiera tiene sitio para guardarla) y para colmo, luego van y se la roban. Pero esa moto acuática, puede transmitir un mensaje que va mucho más allá del hecho. Es algo que simboliza perfectamente la situación en la que se encuentran los 3 en su vida.




Uno de los juegos con el que se entretienen, consiste en decir el color de un coche que al pasar por delante de ellos se consideraría suyo, por ejemplo, Manu dice: "el próximo coche rojo que pase es el mío", mientras están sentados con vistas a la carretera. 



Para intentar disfrutar, a Rai se le ocurre hacer una fiesta "tropical" contando con unas bombillas, unos sillones abandonados, una mujer de cartón en bikini (sacada de una agencia de viajes), al igual que unas palmeras falsas y tal... pero ninguna chica acude al lugar (ni siquiera la hermana de Javi, en la cual está interesado Rai) y los 3 se aburren en su fracasada y triste fiesta. Por ello, en seguida deciden largarse a ver al hermano de Rai, quien tiene una novia que está muy buena para ellos y además, como trabaja de vigilante de seguridad, tiene pistola y eso les llama la atención y les puede mantener entretenidos por un rato.


Una de las cosas más curiosas, peculiares y "graciosas" de la película, es el guión, las conversaciones dan para rato, os dejo aquí una muestra.

En el cementerio Rai y Javi hablan sobre los entierros.

Rai: "A los muertos se les entierra en pelotas, ¿no?"
Javi: "Yo paso de que me entierren en pelotas"
Rai: "¿Por qué no?, más cómodo, o en albornoz.
Javi: "¿Cómo te van a enterrar en albornoz?, imagínate que resucitas, que mal rollo".
Rai: "Si resucitas te da igual ir en albornoz, que en pelotas, que vestido de tia."
Javi: "A mi no, a mi que me entierren en chándal" 
Rai: "Pues yo cuando muera pienso resucitar, ya resucité una vez de pequeño"
Javi: "¿En serio?"
Rai: "Te lo juro, nací muerto. Ya me iban a tirar a la basura y empecé a llorar y me sacaron, pero por poco me tiran"
Javi: "Joder"
Rai: "Por eso, a mi que me entierren en albornoz, ¿tú te ocupas?"
Javi: "Venga, y a mi en chándal ¿vale?"
Rai: "Vale,... ¿qué marca?"
Javi: "Nike"
Rai: "Vale"


El hip hop, los ritmos latinos o el rock español, envuelve el ambiente del barrio en cada escena.

Especialmente suena "Hechos contra el decoro".



Pues todo eso (y otros detalles que no os he contado), es lo que podéis encontrar en la película "Barrio" (1998) dirigida por Fernando León de Aranoa. Una película que tuvo un muy buen recibimiento y obtuvo diversos premios importantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.